La gastritis acabo con mi estómago y mi flora intestinal, pero con este remedio me cure de ella

Remedios Caseros 16416 Visitas

La gastritis acabo con mi estómago y mi flora intestinal, pero con este remedio me cure de ella

El estómago es el principal organismo responsable de nuestra digestión. Este se encarga de procesar los alimentos y convertirlos en los nutrientes que necesitamos. Por ello, en algunas ocasiones puede verse afectado por diversas enfermedades.

Una de ellas es la gastritis, que consiste en una inflamación de la mucosa estomacal. Esta se presenta en forma de manchas rojas que provocan irritación y en el peor de los casos, algunas hemorragias.

La gastritis puede ser causada por varias cosas, aunque principalmente se relaciona con malos hábitos alimenticios. Otros de sus causantes son el estrés, el alcohol, tabaco y el abuso de medicamentos. Es cierto que actualmente existen diversos medicamentos para tratarla y aliviarla. Sin embargo, no todos tienen acceso a ellos. Por eso, queremos mostrarte algunas técnicas que te ayudaran a combatirla de forma sencilla y práctica.

Combata los síntomas de la gastritis con estas sencillas técnicas
Agua de arroz: combatir las molestias provocada por la gastritis es sumamente sencillo. Para ello, solo tenemos que poner a hervir un litro de agua con dos puñados de arroz. Cuando haya hervido, la filtramos y dejamos enfriar. Nos tomamos este líquido durante el día y al poco tiempo nos sentiremos como nuevo.

Manzana y manzanilla: en primer lugar, pelamos y cortamos la manzana en pequeños trozos. A continuación, ponemos a hervir los trozos de manzana junto con la manzanilla. Cuando hierva y la manzana este cocida, retiramos del fuego y tomamos este líquido todas las mañanas. Con esto, las molestias irán desapareciendo lentamente.

El agua de coco es sabrosa, pero nadie te dijo lo que sucede si la bebes con el estómago vacío
Jengibre y pera: el procedimiento de preparación es igual al remedio anterior. Pelamos la pera y la picamos en pequeños trozos. La ponemos a hervir junto con el jengibre y la dejamos enfriar. Esta bebida la consumimos todos los días (media taza). Puesto que el jengibre es antinflamatorio y antibiótico, puedes alternar esta sus con la anterior. Los efectos conseguidos serán impresionantes.

Jugo de zanahorias y apio este remedio es sumamente sencillo. Lo que debemos hacer es pelar 2 zanahorias y echarla en una licuadora. Posteriormente, añadimos una ramita de apio y un poco de agua. Todo esto lo licuamos junto y nos tomamos dicha mezcla. Esta bebida desinflamará nuestro estómago y nos ayudará a aliviar los malestares rápidamente.

Agua de perejil: esta es muy buena, puesto que, aparte de ser un diurético, desinflama la mucosa estomacal. Para ello, necesitaremos licuar varias ramas de perejil en un litro de agua. Cuando quede bien licuado, la dejamos reposar y nos tomamos ese líquido durante todo el día.

Compartir

Comentarios