Increible lo que pasa cuando frotas tomate en tu cara por 1 minuto

Remedios Caseros 9497 Visitas

El tomate se utiliza con mucha frecuencia en la cocina y tiene una gran cantidad de propiedades. Lo que muchos no saben es que el tomate también es utilizado como cosmético para mejorar la condición de la piel. Es ideal a la hora de combatir el acné y hacer desaparecer las marcas y cicatrices que esta enfermedad ocasionan. Si eres de los que padece alguno de estos males, en este artículo compartiremos una serie de tratamientos que llevan como ingrediente principal el tomate, así que si quieres beneficiarte, te recomendamos seguir leyendo este artículo.

Tratamientos con tomate para mejorar la piel del rostro

Exfoliación rápida
Este tratamiento es ideal para cuando no contamos con el tiempo suficiente para realizar una exfoliación a fondo. Dicho tratamiento se ha vuelto famoso en las redes sociales y en esta ocasión lo compartimos. Necesitarás un tomate fresco, después cortarlo por la mitad y frota una de las partes por toda tu piel del rostro. Deberás de masajear la piel con el tomate durante un periodo de un minuto, después enjuaga con agua abundante y seca.

Mascarilla facial
Muele 1 tomate crudo hasta que quede como una pasta (lo puedes hacer a mano o con la licuadora, pero recuerda lavar muy bien las aspas antes de hacerlo). Agrega una cucharada de miel. Coloca la mascarilla sobre tu rostro usando una brocha de maquillaje limpia. Déjala actuar por 15 minutos antes de enjuagar.

Tratamiento anti-acné
Si tienes problemas de acné y no cuentas con un tratamiento a la mano, seguramente un tomate sí. Para crear un tópico anti-acné deberás mezclar una cucharada de jugo de tomate con unas gotas de zumo de limón natural. Una vez que se integren bien, aplica sobre la zona con acné y deja actuar por 5 minutos.
Después de ese tiempo enjuaga y repite a diario antes de ir a dormir, hasta que desaparezcan.

Recomendación: Antes de aplicar cualquiera de estos tratamientos, lo recomendable es que primero consultes a tu médico para saber si no eres alérgico al tomate. Si padeces alguna condición particular en la piel como eczemas, pruritos, erupciones, etc; consulta con un especialista en dermatología antes de comenzar alguno de estos tratamientos.

Compartir

Comentarios